martes, 9 de febrero de 2016

Incremente tu patrimonio!


Dentro del patrimonio de una persona se encuentran diferentes activos.  Por tal motivo te daré algunas recomendaciones para que los mismos aumenten su valor o simplemente no se deprecien. 

El activo más valioso que tienes “eres tú mismo”, razón por la cual debes dedicarte un poco de tiempo.   Valórate (normalmente no usarás los diez dedos de tus manos para contar las personas que te estimen).  Trázate  un objetivo y organízate para ir tras ellos.  El mayor obstáculo que encontrarás es la "envidia", que se manifestará principalmente en personas no lejanas a ti.  Evita esa guerra, pues te desgastará y te alejará de tus objetivos. 

Confía en “ti mismo”, puesto que muchos de los “alientos” que recibirás provendrán de la propia "envidia de otros", que querrán verte caer.   

Déjate derrumbar unos minutos en tu cama o en tu  silla favorita... respira profundamente.  Haz ejercicios diariamente superándote constantemente, (eso contribuirá en tu autoestima). 

Otros de los activos importantes tienen que ver con los “padres”.  Un día, un amigo me narró la historia de él y la de su padre.  Este último era ex combatiente de la Guerra del Chaco con muchas  ganas de hablar sobre aquellas contiendas.  Mi amigo, joven en esa época, mencionó que evitaba esas conversaciones hasta que un día su padre ya no pudo relatar las hazañas paraguayas.  Era evidente que perdió a un héroe  sin darse cuenta.  Concluía este amigo diciéndome que hable con el mío.   Una forma de elevar los precios de éstos activos tan importantes  son utilizando los oídos para escuchar las anécdotas de los “viejos”, un par de besos en la frente o la mejilla  o simplemente un abrazo fuerte.  Esto es aplicable con todos tus activos de la "cartera  familiar” (que en los momentos más complejos serán los únicos que estarán a tu lado).   

También puedes diversificar tus riesgos.  Escríbele de vez en cuando a un amigo o amiga del que hace rato no sabes nada.  Recuérdale que estás ahí detrás de la pantalla, y que a la distancia le mandas un abrazo.  No evites decir te quiero o te extraño.  Esto valorará más tu activo.


Tampoco olvides sonreír para todos, es la manera más fácil de tener altos rendimientos.  La devolución de los intereses de la sonrisas son 7 veces mayores a los dados. 

Y por último...no olvides agradecer a Dios!!!.... eso ayudará a que tu patrimonio esté bien cuidado. Lejos, lejos muy lejos de las fluctuaciones del mercado, de la caída China, o la recesión brasilera. 
Espero que puedan alcanzar la riqueza!....yo ya soy inmensamente rico y tenía muchas ganas de compartirlo!!


Virgilio Noel Benitez
CEO Ecoplan

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Recibir noticias a tu correo