miércoles, 23 de diciembre de 2015

Sugerencias para automotivarte

Todo el tiempo las personas necesitamos motivarnos.  A veces dependemos demasiado del entorno externo cuando la verdadera fuerza está incorporado en nuestro propio ser.  Por eso, tenía ganas de presentarle algunos tips que personalmente lo utilizo.

La primera: Ten objetivos.
Tener metas y objetivos hace que uno pueda concentrar sus fuerzas hacia un lado y no dispersas sus energías en cuestiones superfluas.  Esto me recuerda  cuando Alicia en el país de las maravillas se encuentra a un Gato sentado sobre un poste, justo frente a un camino bifurcado.  Alicia pregunta:¿Qué camino debo tomar? Y el Gato responde: ¿Dónde vas? A lo que Alicia contesta: No lo sé.  Entonces el Gato sin perder tiempo le dice: cualquiera.  ¡Necesitamos saber donde vamos para tomar un camino!

La segunda: Superar nuestro límite.
Una vez leía un libro de un sacerdote que se llamaba “En busca de la felicidad” (no se trataba sobre la vida de  Chris Garder como la famosa película protagonizada por Will Smith) describía un escenario parecido al que les voy a narrar:  Están en el bosque de noche y van caminando.   De seguro van a girar la cabeza, escucharán ruidos al caminar, tendrán temor de los sonidos. Pero si van al otro día, se darán cuenta de la bella naturaleza, de los arboles que se mueven con la brisa, y de sonidos relajantes.    A la noche nuestra mente imaginó cosas, nos generó temor e hizo que nos paralicemos.  Los miedos solo nos limitan, nos no dejan avanzar y lo peor de todo es que ¡no existe!.  Todos los días deberemos desafiarle,  superar esos límites.

La tercera: Hacer deporte.
Cuenta la historia que el papá de Franklin  Roosevelt veía que su hijo era muy inteligente, pero eso era insuficiente, así que le mando a entrenar boxeo, años más tarde ese niño frágil se convirtió en uno de los más prestigioso Presidente que tuvo los EEUU.  La mente y el cuerpo deben ir de la mano.  Podes ir superando límites, aunque sean pequeños, por ejemplo: si ayer caminé diez minutos y hoy lo hice ¡quince minutos!, no solo voy a estar mejorando mi condición física sino que contribuirá en mi autoestima al traspasar barreras.

La cuarta: Cine, películas, libros y músicas.
Al seleccionar algo para ver, éste nos transmitirá energía, por lo que debemos elegir aquellas de las que podemos aprender algo, sacar contenido que sean positivos para nosotros.   Les doy un ejemplo: A los nostálgicos del cine de los ochenta, de seguro le gusta “Roky” y al terminar la película ya le dan ganas de correr por la escalinata del barrio San Pedro y gritarrrrrrr.   Un buen libro sobre la biografía de una persona que ha superado obstáculos  también es muy positivo y nos ayuda a automotivarnos.  Leer la biblia unos minutos con una música acorde antes de la jornada de trabajo ayuda mucho (antes que mirar el noticiero)

La quinta: Aprender.
Cuando digo “aprender” está relacionado a todos los aspectos de la vida y podemos aprender de todos, desde niños que aún no hablan hasta personas ancianas.  Estar aprendiendo cosas nuevas todo el tiempo nos ayuda a automotivarnos.  También los fracasos son muy buenas lecciones que no debemos olvidar.  Debemos aprender de ellos para no cometer los errores que nos condujo al mismo.      

La sexta: Imaginarte.
Esto me gusta mucho y también lo utilizó bastante.  En momento donde uno tiene mucha presión, imaginar el motivo por lo que uno lucha tanto (a mí se me viene la sonrisa de mi hijo, solo le doy play las veces que  necesito) acompañado de una buena respiración diafragmática.   Otros se imaginan alcanzando metas, sueños…cada uno sabrá, lo concretó es visualizar algo que te motive.

La séptima: cumplir una consigna.
Elimina aquellos pensamientos que no te harán bien, mejor, escribe una consigna diaria.  Supongamos que la consigna de hoy será sonreírle  a todas las personas con quién hablo.  Y así, cada día escribe una consigna o fortalece un pensamiento positivo.

La octava: Confía en un ser superior.
También uno de mis favoritos.  Como leyeron no soy muy bueno para recordar nombres, autores, capítulos pero hay una parte de la biblia donde más o menos dice esto:
No te preocupes por los alimentos que vas a consumir, los pájaros no piensan en esos y todos los días se alimentan.  No pienses en la ropa que vas a vestir, las flores no lo hacen y se visten preciosas. 
Cuando tengamos una mochila cargada, dejémosle a ese ser superior en quien confiamos, el lo llevará, está acostumbrado, ya ha cargado muchas cosas sobre sus espaldas y  siempre está dispuesto en ayudarnos.

Muy bien, recuerda son experiencia de automotivación y autoayuda, no son las únicas y habrá personas que le motive más hacer otras cosas.  La idea es que encienda el motor que llevas dentro, que no esperes que otro lo haga, porque nadie pero nadie lo hará por vos.   

Virgilio Noel Benitez

CEO Ecoplan

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Recibir noticias a tu correo