miércoles, 6 de marzo de 2013

Economía y Desarrollo


Lideres del MERCOSUR  del G 20, la Globalización y el accionar de Paraguay para afrontar futuros desequilibrios productos de la Globalización. (Parte I)
Virgilio Noel Benitez Britez[1] 
Evidentemente, la Globalización es un tema que conlleva a largos debates desde ámbitos políticos, económicos y sociales. El liderazgo del presidente americano propicia ciertas garantías en el concierto internacional para la opinión pública, sobre todo para los países integrantes de G-20. Es indudable e irreprochable los extensos beneficios que pudiesen generar la “globalización”  y de los ya “numerosos” desequilibrios que afectan de manera significativa a los denominados países desarrollados y sus efectos colaterales en países subdesarrollados.  
Aunque la generación del grupo “G 20” que analiza, estudia y trata de evitar o paliar problemáticas que afectan a gran parte del orbe por la interdepencia existencial entre los países y el sistema económico vigente actualmente, nos encontramos en esta parte de la región (Sudamérica - MERCOSUR) con las “dudosas” maniobras que enmarcan las políticas públicas relacionadas al comercio internacional de países integrantes del “G 20” como lo es Argentina y Brasil.
Numerosos economistas de países de menor envergadura económica como  “Paraguay” o “Uruguay” han cuestionado en numerosas oportunidades de la irresponsabilidad de los líderes en sus políticas exteriores con los mencionados países.   El proteccionismo excesivo de Argentina[2] contradice los discursos de los líderes políticos de dicho país, en fortalecer los vínculos de hermandad para reducir los males que aquejan a esta parte de la región.  La reciente violación del artículo 1º del Tratado de Asunción “la libre circulación de bienes, servicios y factores productivos entre los países...” se sigue debatiendo por la polémica responsabilidad “del gobierno argentino - sindicatos”.  El desvío unilateral del rio Pilcomayo por parte de Argentina y las cada vez más barreras “Para Arancelarias” en las distintas fronteras del país.
Brasil no se ha quedado atrás.  En un momento dado, dentro del gobierno del ex presidente “Lula” se intentó construir una muralla en Foz de Iguazú como  medida utópica de lucha contra el contrabando y otros males que afectan a esa zona[3].  ¿Una muralla en pleno siglo XXI?.  Si, una muralla que atenta contra los principios y los acuerdos que gozan estos países. Suerte, dicha intención no prosperó.  La oleada de dengue que afecta a Ciudad del Este no conoce de murallas ni de nacionalidades.  La delincuencia, el narcotráfico tampoco, por lo que una política aislada por parte de cualquiera de los gobiernos tendrán menos probabilidades de éxitos.
Pedro Juan Caballero ha tenido una suerte similar.  Construcciones de cordones a fin de evitar la frecuencia del comercio con su ciudad par brasilera.
La crisis financiera que se inicia en el Norte de América y se extiende por parte de Europa Occidental tuvo sus repercusiones en el país.  Sus efectos no tardaron en llegar y las remesas provenientes de esos lugares cayeron drásticamente.  A eso se le suma que los precios internacionales de los productos “estrellas” del país que bajaron por las leyes de la oferta y la demanda promovida por la crisis.  El resultado obviamente fue una caída importante del PIB paraguayo en ese tiempo.  La economía nacional decreció por acontecimientos “externos” y por los fenómenos naturales en gran medida.  
El constante crecimiento de Brasil también beneficia al país, más allá de tener una buena o mala praxis de la política exterior.   Pero si la economía nacional fue dañada por impacto venidos de Estados Unidos y Europa, ¿que sucedería si la constante y vertiginosa economía brasilera se empezase a sobrecalentar o cayera en burbujas financieras?.  El impacto en Paraguay sería mucho mayor, por lo que el gobierno debe dirigir medidas preventivas para las mismas, pues así como la globalización genera riqueza en tiempo record, también provoca golpes fuertes a la economía y agiganta las inequidades. 
En otra ocasión se mencionará las políticas que podrían favorecer al aprovechamiento de la globalización.




[1] Economista, matemático, Magister en Planes Estratégicos para el Desarrollo Nacional. Ex Coordinador de Investigaciones del Rectorado de la Universidad Nacional de Itapúa y actual Vice Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Nacional de Itapúa.
[2] Foco.  Economía y Negocios. 2009.  Argentina la más proteccionista. Paraguay. 50 p.

[3] Globo. Lula cancela construção de muro entre Brasil e Paraguai. Consultada el 20 enero 2008. Disponible en: http://oglobo.globo.com/mundo/mat/2007/05/18/295815408.asp


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Recibir noticias a tu correo